Las Maquinas de Coser más vendidas

En este artículo entablaremos una comparación a grandes rasgos entre seis máquinas de coser: cuatro modelos de la marca Singer (2250 Tradition, Serenade 8280, Curvy 8770 y Simple 3229), uno de la marca Alfa (modelo Next30) y uno de Brother (modelo FS 40).

He comparado los precios de los mejores modelos de máquinas de coser entre los principales puntos de venta. Podrás comprar el modelo que prefieras al mejor precio garantizado. 

Ir directamente a los modelos más vendidos de Amazon 

 

Comparativa de Màquinas de Coser

Maquina de coser Singer 2250 Tradition

maquina de coser Singer 2250 TraditionLa máquina de coser Singer 2250 Tradition es un modelo pequeño y ligero perfecto para cualquier hogar.

Cuenta con programas para realizar 18 puntadas diferentes: diez de esenciales, 6 de útiles y 3 de decorativas, y más de 100 funciones básicas más. Con la máquina de coser Singer 2250 Tradition se pueden hacer costuras rectas o bien en zigzag, y además hay la posibilidad de ajustar tanto la longitud como la anchura de las puntadas y del zigzagueo mismo. Otras características destacables de la máquina de coser Singer 2250 Tradition son que, por un lado, dispone de un ojal automático de cuatro tiempos y, por otro lado, tiene la ventaja de tener el bobinado de la canilla de manera automática, de modo que el devanado es más seguro.

La máquina de coser Singer 2250 Tradition mide 22 x 41 x 35 cm, pesa 7 kg y está disponible en color blanco con los detalles en rojo. Por defecto, en el paquete de serie viene la máquina de coser Singer 2250 Tradition más el prensatelas y los accesorios (la plancha de zurcir, el destornillador, bovinas, agujas, un cepillo o rasgador de costuras, el sujetador del porta-carretes, la aceitera, una guía, etc.) incluidos.

 

Maquina de coser Alfa Next30

Maquina de coser Alfa Next30La máquina de coser Alfa Next30 es una herramienta sencilla y práctica, ideal para las tareas cotidianas.

La maquina de coser Alfa Next30 dispone de dos ruedas giratorias que funcionan a modo de selector: girando la primera se puede seleccionar la longitud de puntada deseada en cada momento, que puede oscilar entre 0 y 4 mm (el ancho del zigzag también es variable, de 0 a 5 mm). Girando la segunda rueda se puede seleccionar el diseño de las puntadas (entre dieciocho diseños diferentes, incluidos tres festones). Además, tiene un mando de inversión de la puntada muy fácil de manejar.

La máquina de coser Alfa Next30 posee la ventaja de tener el prénsatelas a doble altura por si se desean coser telas más gruesas que las habituales. Otras características son el ojal automático en cuatro tiempos, el sistema de bobinado automático o el estuche de accesorios que se encuentra en la mesa supletoria, que incluye un juego de agujas, un pie de cremallera, un pie de doblado con la punta invisible, un pie deslizante del ojal, una placa de zurcir y un abridor de ojal.

Además, la maquina de coser Alfa Next30 es muy silenciosa. Este modelo es blanco con detalles rojos, aunque está disponible en verde esmeralda (la nueva máquina de coser Alfa Next30 Spring).

 

Maquina de coser Singer Serenade  8280

Maquina de coser Singer Serenade 8280La máquina de coser Singer Serenade 8280 es de manejo muy sencillo. De ella destaca el brazo libre, con un espacio ideal para trabajar con prendas de corte circular, como por ejemplo mangas o perneras de pantalón. Otro rasgo remarcable de la máquina de coser Singer Serenade 8280 es que la aguja se puede desplazar hacia el lado izquierdo, de modo que cosa en el borde de las cremalleras, etc.

Una rueda de selección permite escoger entre ocho programas de puntada diferentes, además del modo automático. La longitud de las puntadas es de 4 mm como máximo, y la anchura de hasta 5 mm. El prénsatelas se puede ajustar, así que el trabajo con la máquina de coser Singer Serenade 8280 es aún más rápido. Y por si fuera poco, la máquina de coser Singer Serenade 8280 lleva incorporada una caja con los accesorios más habituales, como un prensatelas universal, otro para cremalleras, otro para ojales, otro para coser los botones, un rasgador de costuras, agujas, una aceitera, tres carretes y un porta-carretes, además de una guía de uso.

La máquina de coser Singer Serenade 8280 tiene un motor de 70 W, más una lámpara de 15 W.

 

Maquina de coser Brother FS 40

Maquina de coser Brother FS 40La máquina de coser Brother FS 40 es un aparato muy versátil con el que se pueden realizar todo tipo de labores, desde las más básicas hasta las más complejas. Y lo mejor es que funciona de una manera tan sencilla que incluso un principiante puede servirse de ella.

La máquina de coser Brother FS 40 ofrece cuarenta puntadas diferentes, que están dibujadas en la carcasa de la máquina y se pueden seleccionar por medio del número que las identifica. Al coser, se puede escoger entre tres velocidades: rápida, media o lenta. Y se puede ajustar la largada hasta 7 mm como máximo, así como la anchura hasta 5 mm. De la maquina de coser Brother FS 40 destaca una pantalla LCD, que proporciona a los usuarios toda la información relacionada con el programa de costura que se utiliza en el momento.

Todas estas prestaciones, junto con el lote de accesorios extra (entre los cuales cabe destacar una aguja doble), hacen de la máquina de coser Brother FS 40 una herramienta muy potente y eficaz. Además del manual del usuario, un DVD explicativo te ayudará a conocer todo lo que puedes conseguir con la maquina de coser Brother FS 40.

 

Máquina de coser Singer Curvy 8770

maquina de coser singer curvy 8770La máquina de coser Singer Curvy 8770 es un aparato semiprofesional de gran alcance, indicado para ser usado durante varias horas al día, con el cual se obtienen acabados profesionales de manera rápida y sencilla.

La máquina de coser Singer Curvy 8770 tiene incorporados sistemas para realizar hasta 225 puntadas diferentes en cualquier tipo de tejido, identificadas por números. Por medio de los botones y la pantalla digital, podrás escoger fácilmente el tipo de puntada así como su longitud y su anchura. Además, la máquina de coser Singer Curvy 8770 permite hacer hasta siete ojales con una única pasada. Más aún, tiene incorporados los patrones de letras y números para realizarlos automáticamente.

Al ser una máquina informatizada, la maquina de coser Singer Curvy 8770 tiene la opción de crear patrones a modo de espejo, que se puede activar pulsando sólo un botón. Asimismo, hay la posibilidad de hacer costuras hacia atrás y rematar (siempre con cuatro pequeñas puntadas) simplemente pulsando otro botón.

Una función remarcable de la máquina de coser Singer Curvy 8770 es que autoregula la potencia que necesita en cada momento, de manera que al coser a alta velocidad o con tejidos más gruesos aumenta su potencia y así no reduce su rendimiento.

 

Maquina de coser Singer Simple 3229

maquina de coser singer simple 3229La máquina de coser Singer Simple 3229 es perfecta para aquellos que necesiten unas prestaciones más completas que las básicas pero sin tener que llegar a las máquinas profesionales.

Con ella se pueden hacer hasta 29 puntadas diferentes, desde las básicas (que son seis) hasta las más flexibles y elásticas (siete) y de diseño (quince de decorativas), siempre con la opción de escoger la anchura y la largada de las puntadas por medio de un selector. La máquina de coser Singer Simple 3229 tiene un ojal de cuatro tiempos que funciona automáticamente.

La aguja de la máquina de coser Singer Simple 3229 tiene dos posiciones, hay una palanca de retroceso, un corta-hilos lateral, un porta-carretes horizontal, una bobina lateral con 5 mm de anchura máxima y un devanador automático. La presión del prénsatelas se regula de manera automática. Con la maquina de coser Singer Simple 3229 se pueden coser tejidos llanos o circulares, tales como mangas o pantalones, gracias a su brazo libre.

La estructura interna de la maquina de coser Singer Simple 3229 es de metal, lo que la hace muy resistente sin ser demasiado pesada (pesa 7,7 kg con el empaque). De serie viene con 11 tipos de accesorios más un DVD ilustrativo de su funcionamiento.

 

Opinión comparativa de las máquinas de coser analizadas

Podríamos empezar la comparación ordenándo las máquinas de coser baratas de la más sencilla a la compleja en relación con sus prestaciones. De acuerdo con el número de puntadas diferentes que ofrece cada una de ellas, indicadas entre paréntesis, la más básica es la Singer 2250 Tradition (10), a continuación la Singer Serenade 8280 (14), y después la Alfa Next30 (18). Cualquiera de ellas seria apta para un uso doméstico ocasional. En cuarto lugar se halla la Singer Simple 3229 (29), un poco más completa, y, ya con un salto importante, tenemos la Brother FS 40 (40), que se podría usar diariamente, y finalmente la Singer Curvy 8770 (225), que ya es más profesional y apta para trabajar muchas horas seguidas al día con materiales varios. Todas estas máquinas de coser, incluso la más básica, cuentan con varias puntadas esenciales y alguna de decorativa.

De todas estas maquinas de coser, la que tiene más prestaciones adicionales es sin duda la Singer Curby 8770, que dispone de un sistema de enhebrado automático inteligente, un sistema de devanado automático muy rápido, tiene patrones incluidos, etc. De la Brother FS 40 destacan el transporte de siete dientes y la posibilidad de una aguja doble. En cuanto al resto de maquinas de coser, la Singer 2250 Tradition sobresale por ser muy fácil de manejar; la Alfa Next30 destaca por tener un prensatelas de dos alturas diferentes; la Singer Serenade 8280 por su facilidad en el enhebrado, y la Singer Simple 3229 por tener una estructura interior metálica.

Son máquinas de coser son automáticas y funcionan con un motor accionado por medio de la corriente eléctrica. De todas ellas, sólo los modelos Brother FS 40 y Singer Curvy 8770 disponen de una pantalla LCD retro iluminada, que sirve para señalar el tipo de puntada que hay que hacer así como su anchura y largada. En estos dos modelos, la información se introduce mediante unos botones; en el resto de las máquinas de coser, que no disponen de pantalla, los datos se señalan mediante un selector manual (con una rueda giratoria para las puntadas y otra para las medidas).

¿Són las maquinas de coser Singer las mejores del mercado?

Siempre hay que tener en cuenta una buena opción lowcost en máquinas de coser que existen en el mercado, sobre todo para las personas que necesiten una herramienta para hacer apaños domésticos o también para principiantes de la costura. Las máquinas de coser más preparadas para el uso que tiene que dar un principiante es perfecta para destrozarla y aprender como funciona está máquina tan legendaria. Una áquina de coser que tiene buenas críticas y es muy barata es la Singer Serenade 8280, una máquina muy precisa y con un modelo muy ergonómico, con un estilo moderno puedes tener una buena máquina de coser a un precio muy asequible.

La máquina de coser Singer Serenade 8280 tiene un brazo libre, con el que puedes coser todo tipo de ropa, lo mejor que tiene es que  viene con 8 puntadas diferentes, que vienen muy bien para ir aprendiendo el tipo de puntadas que necesitas para cada estilo de ropa, por ello es ideal para personas que empiezan a usar máquinas de coser. Como ya dijimos, tiene un brazo libre con el que se puede coser elementos circulares  como son los dobladillos del pantalón, mangas de camisas, etc… No es una máquina de coser difícil, además que viene con mucha ayuda para que puedas ponerte a coser en nada.

Puedes ajustarla a tu gusto con una palanquita, es una máquina de coser perfecta para que empieces a usar una máquina de coser, es una de las mejores máquinas que hay en el mercado, sobre todo si buscas una máquina de coser barata que pueda responder a tus necesidades y ayudarte a empezar en el mundo de la costura. Esta máquina de coser viene con muchos accesorios, tanto para coser como ayudas para empezar a coser, esta máquina además tiene muchas puntadas disponibles, lo que la hará perfecta para todos aquellos que quieren empezar en el mundo de la costura.

 

Que tener en cuenta a la hora de comprar una máquina de coser

En el mundo de la costura parece que no pero hay que tener claro el tipo de uso que le vamos a dar a nuestra máquina de coser, ya no solo por lo que pienses que puedes hacer con ella, si no que depende de cada necesidad vas a necesitar una máquina u otra, es difícil saber bien que máquina necesitas sin tener en cuenta algunos puntos, ya que de los errores más comunes es comprar máquinas de unas prestaciones que son superiores a las necesidades reales que se necesitan, o al revés, ya sea por haber comprado una máquina no solo básica, si no que en verdad necesitabamos algo que no fuera tan básico y al poco tiempo ya se necesita comprar otro ripo de máquina de coser. por estas razones debes tener en cuenta que es lo que necesitas a la hora de poder comprar una máquina de coser.

La maquina de coser ideal para ti

Dependiendo de tu uso, puedes pensar en una máquina u otra (fijate en las opiniones antes de comprar), por ejemplo una persona que trabaja en el sector de los arreglos o que quiere trabajar en ello al menos debería empezar con algo mucho más completo, no con una máquina de coser básica que al poco tiempo va a tener que comprar otra más cara y mucho más completa, por estos errores siempre viene bien pensar en verdad si es necesario que compremos una máquina de coser u otra. Por ejemplo si vas a usar la máquina de coser para hacer arreglos en tu hogar no necesitas una gran máquina, lo único tener una que pueda cubrir las necesidades de la ropa que tienes en casa, si no es de forma profesional es mejor comprar una máquina de coser básica, si no es mucho mejor comprar una más completa ya que te rentará mucho más a la larga.

SI solo necesitas terminar arreglos para disfraces o pequeños rotos en costuras no te vas a comprar una máquina de coser industrial, es mejor que compres unabásica que va a curbrir mucho mejor tus necesidades. AL igual que para los principiantes es aconsejable que tengan una máquina de coser básica, donde puedan aprender y hacer pequeños arreglos en la ropa. Si lo que se quiere es ser un profesional del sector, lo mejor es una buena máquina de coser industrial.

El origen de las maquinas de coser. 

Tuvieron que pasar más de treinta años y varios intentos antes de la aparición de las primeras maquinas de coser tal y como las concebimos hoy en día.

Las primeras referencias conocidas en relación con el enganche de una aguja a un dispositivo mecánico son del año 1755, año en el que el alemán Charles Fredrick Wiesenthal hizo la patente. Su invento consistía en una aguja que cosía gracias a la acción de unos dedos mecánicos, colocados estratégicamente a lado y lado de la tela. La idea era buena, pero las máquinas de coser se tenían que parar demasiado a menudo para reponer el hilo.

En el año 1970 un inglés tuvo otra idea: Thomas Saint, un ebanista de Londres, diseñó unas máquinas de coser para poder trabajar el cuero y la lona, que eran los materiales que él conocía y utilizaba. Son materiales fuertes, de modo que en vez de una aguja colocó una lezna en la punta (un instrumento de hierro con la punta fina, más largo y resistente que las agujas, utilizado tradicionalmente por los zapateros y los artesanos). Saint patentó la máquina como si se tratara de utensilios para el trabajo de colas y barnices, de modo que pasó desapercibida durante mucho tiempo, y ni siquiera hay indicios de que de fabricaran estos tipos de maquinas de coser. 83 años más tarde, en 1873, Newton Wilson se percató del invento de Saint e intentó recrearlo. Cabe destacar que las máquinas de coser de Saint tenían una característica que ha llegado a ser muy común en los aparatos más tardíos, que es el hecho de tener la aguja sostenida por un brazo.

Entre los años 1795 y 1830 hay constancia de varios intentos de diseño de máquinas de coser diferentes, algunas de las cuales incluso se llegaron a fabricar y funcionaron durante un tiempo. Por ejemplo, alrededor de 1810, en Alemania, Baltasar Khrems fabricó una específicamente para coser gorras, de la cual se sabe poco; en 1814, el alemán Josef Madersperger, sastre, patentó y fabricó unas cuantas máquinas de coser, y dedicó muchos años a desarrollarlas todavía más, pero no lo logró. Ninguna de las máquinas de coser de estas fechas tuvo éxito.

 

El establecimiento de un modelo de maquina de coser

La consolidación de las bases de las maquinas de coser tiene lugar en Francia, en 1830, con Barthelemy Thimonnier. Él desistió de imitar los dedos humanos y buscó una solución para sujetar una aguja de púas en un soporte fijo. Se trataba de una barra horizontal de madera montada sobre otra barra vertical a modo de pie, y el movimiento de la aguja se conseguía gracias a un pedal de pie. De esta manera nació el punto de cadena, que Thimonnier creó originalmente con la idea de bordar, de modo que en teoría sería una máquina de bordar, y no una máquina de coser. Pero más adelante el mismo autor vio las posibilidades que tenía la máquina para coser tejidos. Y ahí se le abrieron todas las puertas del éxito.

Transcurridos 10 años después de su invención, Thimonnier disponía ya de una fábrica dotada con más de ochenta máquinas de coser, con las cuales se fabricaron los uniformes del mismo ejército de Francia. El rumbo de este negocio no gustó nada a los sastres de la capital, temían por sus negocios, hasta tal punto que entraron a la fábrica de Thimonnier para generar un gran altercado: destruyeron todas las máquinas por completo e incluso amenazaron a Thimonnier, que huyó hacia Inglaterra porque veía peligrar su vida. Pero no fue en vano, porque quedó en su nombre la exclusividad de ser el primero en fabricar y poner a la venda las maquinas de coser más rentables del momento.

 

Los grandes avances de las maquinas de coser

Alrededor de los años 30 y 40 del siglo XIX surgió una nueva oleada de ideas nuevas en relación con las máquinas de coser: en 1833 Walter Hunt proyectó la primera aguja de coser con un orificio en la punta, aunque cosía un trazado muy corto; en 1842 John Greenough hizo una máquina de coser que podía perforar la tela completamente, pero no consiguió ningún método para financiarla.

Dos años más tarde, en 1844, dos agricultores de Massachusetts llamados John Fisher y Elias Howe se llevaron la palma. Fabricaron unas maquinas capaces de coser de manera continuada en trazados tanto rectos como curvados, de modo que la costura quedaba mecanizada por completo, fue un éxito clamoroso. Pero la cosa no fue tan bien para los dos inventores, que terminaron peleándose por no aclararse con sus tratos.

El siguiente gran salto en las máquinas de coser fue en 1889, cuando se capacitaron para funcionar de manera eléctrica, en vez de mecánica. Fue cosa del maquinista Isaac Merritt Singer, que además tuvo la brillante idea de hacer estos aparatos más pequeños (y así más asequibles) para que pudieran entrar en todos los hogares.

Si quieres comprar una maquina de coser puedes ver diferentes modelos y precios de las máquinas de coser más vendidas actualmente en mi comparativa de modelos de coser